jueves, 7 de enero de 2016

Crear es preguntar, no responder!

juandon

Realmente hablamos mucho al respecto sobre ello, pero se está convirtiendo en algo tan importante que está presente en cualquier disciplina social. Hay una paradoja en  en este momento. Por un lado, muchos empresarios se sienten como la innovación es la piedra angular de su crecimiento futuro. Por otro lado, la forma en que educamos a la gente que va al lugar de trabajo conduce a una serie de hábitos que en realidad hacen que sea más difícil  generar nuevas ideas realmente creativas. De hecho, las personas con más éxito  en la escuela, suelen haber adquirido hábitos que los hacen menos creativos.

Para poder llegara a ser creativo debemos antes "mover la educación actual" pero des de ya...

Necesitamos  una respuesta. Encontrarla y seguir adelante.
Uno de los pilares de la educación moderna es el examen. Los exámenes en la  forma en que se construyen, se le pedirá una serie de preguntas que están diseñadas para demostrar que hemos   dominado el material presentado por y al instructor (docente de turno). En la escuela, pasamos la mayor parte de nuestro tiempo repitiendo para dar  respuestas a las preguntas que el instructor ya conoce. Además, la mayoría de las pruebas están diseñadas de manera que hay una mejor respuesta que el instructor está buscando para que nosotros podamos  obtener el "crédito" por la respuesta, es decir, ni siquiera vale la respuesta que nosotros consideremos mejor, ha de ser la suya.

No sólo eso, la mayoría de los exámenes son largos y tienen que ser completados en un período corto de tiempo. Eso significa que son recompensados ​​si encontramos  la mejor respuesta, para después  pasar a la siguiente pregunta.

La creatividad no funciona así en absoluto.

En primer lugar, la creatividad requiere responder a las preguntas que nadie sabe la respuesta. Por lo que necesitamos  salir de la mentalidad de averiguar lo que otra persona quiere escuchar y entrar en una mentalidad de encontrar maneras de resolver un problema.

En segundo lugar, no es probable que existan muchas soluciones potenciales a diferentes problemas que requieren la innovación. Para encontrarlos,  necesitamos  estar dispuestos a generar y considerar muchas alternativas diferentes en lugar de encontrar una con rapidez y seguir adelante.

Se deberán minimizar el número de errores que cometamos, como si errar fuera algo negativo (el sistema así lo dice).
El éxito en la escuela se mide por grados. La forma de obtener buenas calificaciones en la escuela es hacer el menor número de errores posibles, porque los errores causan perder puntos en las tareas. Sin darnos cuenta, es probable que hayamos interiorizado la creencia de que los errores son malos y que ellos deben ser evitados a toda costa.

Esa estrategia tiene sentido cuando se está trabajando en un área en la que se conocen las soluciones y estemos tratando de ejecutar esas soluciones sin problemas, por lo cual no podemos ser ni siquiera, innovadores.

Incluso muchas personas evitan situaciones en las que tienen que ser creativos, porque tienen miedo de cometer un error. Es necesario superar esa tendencia.

Será  necesario reconocer que la innovación implica un montón de errores en la toma de decisiones. Muchas de nuestras  ideas iniciales serán defectuosas al principio. E incluso si nos esforzamos, un proyecto innovador puede fallar. Los innovadores exitosos aprenden de sus errores. Debemos aceptar sus errores en lugar de evitarlos.


Los estudiantes de la escuela están siempre ocupados.Tienen un horario repleto  de clases. Como resultado, hay un premio, en forma de buena nota, si se estudia de manera eficiente, para averiguar lo que va a ser  el examen y se centra en ese material.

Ejemplo: A un profesor universitario, le dan a menudo una variante de su pregunta menos-favorita, "¿Es esto lo que va a ser en el examen?"

En la vida, nunca se sabe qué parte de la información que ha aprendido será la base de la próxima gran idea., después se desarrollaron  invenciones,,antes, sin embargo, es necesario que los inventores aprendan de manera generalizada sin saber lo que después van a inventar.


En estos días, cuando un estudiante me pregunta: "¿Esto va a ser en el examen?" Le digo: "Sí, pero podría no ser mi examen."

Necesitamos progresar constantemente....
Por último, los mejores estudiantes son a menudo los más concienzudos. Los estudiantes que hacen su trabajo a tiempo y realizan las tareas que comienzen rápidamente.

La creatividad no tiene el mismo flujo lineal como trabajo de clase. Puede haber largos períodos de tiempo en el que  estemos leyendo, contemplando, esbozando ideas y probando posibles soluciones. Al mismo tiempo, podemos sentir como que no estamos haciendo ningún progreso claro hacia nuestra meta. Sólo cuando se pulsa sobre una gran idea  de repente tenemos la sensación de que una solución puede estar a la vista.

Todos nacemos príncipes y princesas. Todos tenemos un cierto potencial humano que podemos desarrollar. Yo soy responsable de mi vida y decido, para bien o para mal, lo que es bueno para mí y lo que hago con ella. (Eric Berne)
Estas palabras, pronunciadas por Eric Berne, psiquiatra estadounidense del Análisis Transaccional, sirven para establecer una reflexión. …¿Quién es el creador de tu vida? ¿Tienen otras personas el poder de cambiar la orientación de tus objetivos? ¿Cómo afectan los mensajes del entorno a tus reacciones y a tu comportamiento?

Para tener éxito en los esfuerzos creativos, tenemos  que estar dispuestos a tolerar períodos en los que sentimos que no realizamos ningún progreso, y eso evidentemente no solo en la escuela no se produce (en la Universidad también, por supuesto), si no que ésta nos pone problemas para llevarlo a cabo.. En esos momentos, es tentador volver atrás y concentrarse en las tareas donde podemos marcar el siguiente punto de nuestra lista de tareas pendientes. Resistir ese impulso. Sigamos trabajando, incluso cuando que nos estamos moviendo en círculos.


juandon

No hay comentarios:

Publicar un comentario